Viaja las emociones

Viajando la Alegría

 

Antes de comenzar me gustaría desmitificar una idea sobre las emociones que está muy extendida: la de las emociones positivas y negativas. No existen. Son los padres.

Utilizar esa dicotomía da a entender que hay emociones que no deberíamos sentir o que hay que evitar a toda costa, las negativas. Nada más lejos de la realidad. TODAS las emociones son positivas ya que todas tienen una función, nos dan pistas sobre como estamos y que necesitamos en cada momento. Ayudan a que te conozcas mejor.

Utilizar los adjetivos “positivas” y “negativas” para las emociones nos lleva a intentar reprimir algunas de ellas. Sin embargo la inteligencia emocional consiste en lo contrario,  permitirse expresar las emociones. Es por eso que a partir de ahora me gustaría que consideraras todas las emociones como positivas.

 

alegría

Te recomiendo la película Inside Out si no la has visto. ¡Te ayudará a entender como se desarollan las emociones!

Como he dicho antes, este mes voy a hablar de la alegría. La alegría es una de las emociones que están presentes en todas las culturas. Es una de las emociones básicas.

Voy a presentártela a través de varias preguntas que te ayudarán a identificarla. Hay que entender estas respuestas como lo “habitual” o “general” en la población. Lo ideal es que, con ayuda del material extra para suscriptores, puedas ir haciendo tu propia guía emocional.

¿Qué la produce? 

Solemos sentir alegría ante acontecimientos o situaciones acordes con nuestras expectativas y deseos, cuando nos pasa algo bueno para nosotros en el momento presente.

Esto puede parecer una redundancia y algo evidente pero no siempre es así. En ocasiones no tenemos en cuenta que la alegría va ligada a la persona y al momento presente de la persona.

Por ejemplo: Imagínate que conoces a una persona que está en paro a la que le surge un trabajo. Se sentirá alegre, ¿no?

Pues no tiene por qué. Sólo se sentirá así si en ese momento desea tener un trabajo. Quizás esa persona desee un trabajo pero en unos meses porque se siente muy cansada del trabajo anterior. O quizás quiera irse de viaje unos días y esa oferta se lo impediría. En la toma de decisiones de esa persona influirán muchos factores que le acabarán llevando a coger o no coger ese trabajo. Pero decida lo que decida no podemos exigirle que esté alegre porque consideramos, desde nuestra perspectiva personal, que una oferta de trabajo es SIEMPRE y EN TODO MOMENTO un acontecimiento alegre y positivo.

¿Para qué sirve?

Favorece que interpretemos los acontecimientos de manera optimista, aumentando nuestra capacidad de disfrutar de la vida. Además genera actitudes positivas hacia uno mismo y los demás, permitiendo desarrollar la empatía.

Es la emoción que promueve las relaciones sociales. Además promueve la reproducción ya que nos incita a volver a hacer aquel suceso que nos ha hecho sentir bien.

¿Cómo se manifiesta?

La manifestación de la alegría está sujeta a normas culturales aprendidas durante el proceso de socialización de la persona. Estas normas determinan cuándo, cómo, dónde y con quién se puede expresar esta emoción.

En la cultura occidental cuando estamos alegres surge la necesidad de compartirlo, contarlo y en muchas ocasiones aparece la sonrisa.

3178433727_b0edef0076_z

¿Qué procesos cognitivos conlleva?

La alegría favorece el aprendizaje, la solución de problemas y la memoria. Promueve la exploración de nuevas situaciones lo que permite también una mejora en la creatividad.

¿Qué sensaciones corporales aparecen?

alegria

Propuesta #ViajaTuCiudad:

Te propongo que pienses en un sitio que te guste de tu ciudad, un sitio que te haga feliz, te de buen rollo, te transmita paz. Puede ser una plaza, una cafetería, un teatro, una calle, una tienda, un parque…

Durante este mes tendrás que recorrer cada calle del barrio/colonia en el que está ese lugar. Viaja esa zona, investiga su historia, déjate sorprender por lo que hay en cada esquina. Como si fueras un/a turista, viajer@ de ese barrio. Como si ese barrio no estuviera en tu ciudad, como si lo que pasearas estuviera en la otra punta del mundo.

Tómate tu tiempo. Tienes un mes para recorrer ese barrio como si fuera una ciudad entera, para que te lo conozcas como la palma de tu mano. No hace falta que lo hagas en un día. Puedes hacerlo en dos, en tres, en los que necesites.

Lleva siempre contigo un cuaderno y cuando finalices el recorrido previsto para ese día escribe o pinta lo que te surja en algún lugar que te haya gustado 🙂

 

Puedes viajar el resto de emociones aquí.

¿Y tú? ¿Qué sitio has elegido? ¿Qué barrio te corresponde? Cuéntalo en los comentarios. 

6 Comments

  1. Anne

    19 enero, 2016 at 19:12

    ¡Me ha encantado la propuesta! Yo he escogido Moratalaz, que es el mejor barrio de Madrid 🙂

    1. Viajes Terapéuticos

      22 enero, 2016 at 20:38

      Genial 🙂

  2. angeles

    21 enero, 2016 at 18:33

    pues me parece muy bien, voy a elegir el barrio de chueca, solo que si he de estar un mes y empiezo hoy 21 de enero terminaría el 23 de febrero….. ¿voy a llevar retraso?

    1. Viajes Terapéuticos

      22 enero, 2016 at 20:41

      Hola Angeles. Cada mes habrá una propuesta. Esta es la de enero. Te invito a que puedas realizarla antes del 4 de febrero para que no se te junte con la siguiente pero si no te da tiempo no hay problema! Lo de poner fechas es sobre todo para ayudar a hacerlo. Sino, por lo menos yo, acabo pensando que tengo todo el año y me cuesta más hacerlo 😉

  3. Juan Andrés

    25 enero, 2016 at 10:04

    Creo que elegiría el Centro de Málaga, o quizás las playas de Málaga, pero me cuesta elegir un lugar en concreto. En verano acostumbro a visitar diversas playas de mi provincia, porque es lo que más me gusta hacer los fines de semana.

    1. Viajes Terapéuticos

      26 enero, 2016 at 00:30

      Hola Juan Andrés! Se trata de elegir un sitio conocido para poder redescubrirlo con la mirada viajera. Anímate a escoger un lugar que recorrer y ver que encuentras nuevo!

Leave a Reply