Marruecos, Viajes Alternativos

Darna: Algo más que un restaurante en Tanger.

Hay espacios que te permiten conocer la realidad del lugar que estás visitando con más profundidad del que podemos tener siendo simples turistas. Muchas veces hay conversaciones que están más al alcance de la mano de lo que pensamos y que nos dibujan panoramas poco conocidos por las personas que vamos de paso por las ciudades.

Durante mi estancia en Tanger sentí constantemente que la ciudad tenía dos velocidades y que yo sólo le estaba tomando el pulso a una. Gracias a una entrevista que pude mantener con Habiba Bouzerda en el restaurante de La maison communautaire des femmes (casa comunitaria de las mujeres) pude abrir un poco la mirada al día a día que existía a mi alrededor.

¿Qué es La maison communautaire des femmes?

La maison communautire des femmes  es algo más que un restaurante céntrico en Tanger. Pertenece a Darna una asociación marroquí que nació en 1995 con el objetivo de realizar actividades para los niños de la calle. Tras más de 20 años de trabajo actualmente Darna sostiene varios proyectos comunitarios en la ciudad de Tanger.

La maison communautaire des femmes

Desde sus inicios se centró principalmente en las personas más desamparadas por las instituciones: la infancia de la calle. Allá por 1999 en Marruecos la escolarización era obligatoria hasta 6º de primaria y no existía ningún recurso para todos aquellos niños que no querían asistir a clase. Darna se convirtió en el único espacio en el que eran bienvenidos. Si bien no querían ir al colegio sí se animaban a sumarse a las manualidades organizadas por la asociación y poco a poco aquello fue convirtiéndose en un centro de formación. Panadería, pastelería, confección, carpintería o forja fueron los cursos que pusieron en marcha mientras, en paralelo, les pedían que asistieran a algunas clases para que, al terminar su formación profesional, acabaran también con el título de la escolarización obligatoria.

Empezaron a asistir no sólo niños de la calle sino también del barrio y en la asociación se dieron cuenta de las situaciones precarias que tenían muchas familias de la zona. En 2002 comenzaron la formación para mujeres con el objetivo de que pudieran insertarse en el mercado laboral. Asistían a cursos acelerados de 6 meses en los que aprender los oficios de confección, costura, hostelería o pastelería a la vez que iban a clases de alfabetización ya que la gran mayoría de ellas no sabía ni leer ni escribir. Tanto las mujeres como los jóvenes que realizan las formaciones de Darna tienen, a día de hoy, un 100% de inserción laboral.

En este contexto es en el que nace el Restaurante Darna de la maison communautaire des femmes con un doble objetivo: un espacio propio en el que las participantes de los diferentes cursos pueden realizar las prácticas de cocina y hostelería de cara a prepararse para el mercado laboral y obtener financiación para la asociación. En el mismo lugar se haya también una tienda donde se pueden comprar las artesanías producidas por las personas usuarias de Darna.

La maison communautaire des femmes

Si parecían pocos los recursos que había generado esta asociación en 2003 abren una granja pedagógica a las afueras de la ciudad para reinsertar a adolescentes mayores de 14 años que tienen o han tenido problemas con las drogas. A Tanger llegaba mucha migración rural clandestina que veía en el consumo y compra-venta de hachís una vía de escape y de ganar dinero. A través del proyecto de la granja la asociación les proporciona un espacio libre de drogas durante el día con formaciones y actividades de ocio y tiempo libre.

Tras más de 10 años de intenso trabajo sociocomunitario en 2008 abren el último espacio de esta asociación: Le foyer des jeunes filles. Una residencia con capacidad para un centenar de chicas jóvenes del mundo rural que han realizado el BAC, el equivalente de la selectividad española, y quieren proseguir sus estudios. En la casa conviven y participan de forma activa en la organización de la misma.

Si te apetece apoyar estas iniciativas puedes acercarte a comer a su restaurante.

La maison communautaire des femmes.

¿Cómo llegar?

El restaurante es un patio abierto de Lunes a Sábado de 9h a 17h. Tienen un menú fijo cada día con una entrada y un plato principal por 60 MAD (unos 6€). Los viernes cous cous. La bebida y el postre van a parte y valen aproximadamente 1€ cada uno. Son altamente recomendables las tartas que hacen y la comida está muy buena. No esperes grandes cantidades y recuerda que el servicio está de prácticas.

Fotografía de la web de Darna

Fotografía de la web de Darna

En internet circulan varias direcciones que corresponden a los diferentes espacios de Darna. El restaurante está cerca de la plaza 9 de julio. Para llegar tienes que subir las escaleras que hay a la derecha del Cinemarift. Una vez arriba encontrarás una terraza de un café con vistas a la plaza y en el edificio amarillo que tendrás en frente está el restaurante de la Maison communautaire des femmes.

En este mismo lugar podrás encontrar el Teatro Darna que nació como medio de expresión para las personas usuarias de la asociación, algunas de las cuales han acabado formando una cooperativa de artistas. En él podrás encontrar actividades culturales como teatro o conciertos.

¡A disfrutarlo!

Artículo escrito a partir de una entrevista con Habiba Bouzerda, directora pedagógica de La maison des jeunes. 

_______________

A mí me encantó, ¿y a ti qué te ha parecido el proyecto?

Este post pertenece a la serie Viajes Alternativos: artículos en los que podrás descubrir las ciudades a través de proyectos sociales y culturales. Porque otra forma de viajar es posible.

4 Comments

  1. Sara

    15 septiembre, 2016 at 19:48

    ¡Oleeee! ¡Cómo me gustan los ‘Viajes Alternativos’! A mí me ha encantado el proyecto. No he estado nunca en Tánger (ni en Marruecos en general) así que conocer realidades como esta solo hace que aumenten mis ganas de visitar ese país.

    ¡Quiero más viajes alternativos!

    1. Viajes Terapéuticos

      15 septiembre, 2016 at 20:35

      Es un país muy interesante para descubrir: muchas realidades y muchas velocidades distintas. Además es un país con precios muy asequibles. ¡Espero que puedas ir pronto!

  2. Ori

    16 septiembre, 2016 at 02:26

    Es difícil que seas una persona más genial de lo que eres.
    Me encanta este espacio que ahora es enorme en el blog en donde en cada viaje que haces tomas contacto con una parte social del sitio al que visitas.
    Es como un viaje cada vez más honesto y más interesante para los que te leemos.
    Quererte yo, mucho

    1. Viajes Terapéuticos

      17 septiembre, 2016 at 12:14

      Es mi forma de poner algo de mí en el viaje y dejar que el viaje me vaya transformando. Tengo la ligera sospecha de que este espacio irá siendo cada vez más grande en mi cabeza y en el blog. Ya tú sabes lo que me gusta la transformación social y el crecimiento personal 😉

Leave a Reply