Vivir viajando

Crecer viajando: Entrevista a Maximiliano, Viajero con mochila

Episodio #2 de Crecer Viajando, una serie de entrevistas a viajerxs en las que hablan sobre sus experiencias de crecimiento personal a través del viaje. 

Hoy os presento a Maximiliano el uruguayo detrás del blog Viajero con mochila, todo un aventurero del s. XXI. Os dejo con él:

 

Entendí que lo único que me voy a llevar son las experiencias, y ahí comencé a invertir en mis viajes. A medida que comenzaba a caminar el suelo empezaba a sonreirle a mis pies.

Primero fueron Perú y Bolivia los que destruyeron todos mis prejuicios y mi forma de ver al mundo, para comenzar a creer y a entender que el mundo no era como me lo habían contado: afuera había gente buena y dispuesta a ayudarte, mientras que el universo guardaba lugares magníficos que iba a encerrar en mi retina y en mi cámara.

Volví de ese viaje, diferente: dicen que el que se va no es el mismo que el que vuelve y así fue. El Maxi que se fue no era el mismo que el que regresó a Uruguay, lo sentía en mi piel, y en mi alma. Volví con ganas de más y de seguir, porque sabía que el mundo estaba para comérselo y no quedaba otra que arrancar.

Fue un año duro donde tuve que sortear muchas piedras en el camino. Seguí viajando dentro de Uruguay y Argentina mientras planificaba mi próximo destino, nada más ni nada menos que Chile. Comenzaría a viajar sólo y por ese motivo estaba con miedos, pero tenía tremendas ganas de seguir, así que no quedaba otra que comprar pasaje. Y así lo hice, y comprobé lo que ya sabía: la gente es la que hace tus viajes y lo hermoso de ellos. No lo niego, los paisajes, las fotos en los lugares más hermosos de la tierra son parte, pero creo que los viajes se cuentan más por amigos realizados que por kilometros recorridos: en Chile me hice muchos hermanos.

Viajar fue comenzar a conocerme, a medir mis capacidades y a entender que puedo realizar lo que me propongo: comprender que mis limitaciones eran mentales y venían acompañadas de miedos que tenía que vencer, que tengo que vencer.

¿Sabés? Siempre fui un muchacho que se mostraba fuerte, sin embargo, como todos sentía miedos, por dentro me sentía inseguro, quizá porque me exigía demasiado o vaya uno a saber por qué.

El viajar me enseñó a confiar en mí, y en los otros. A creer, a soñar, a entender un poco más al que tengo al lado. Viajar encendió mi capacidad de asombro de nuevo y volví a sentirme como cuando uno es niño, a preguntar, a cuestionarme, a indagarme.

Uno es libre cuando hace lo que le gusta, dijo una vez el Presidente del Uruguay, Pepe Mujica. Y yo me siento libre viajando, fotografiando y escribiendo. Contando historias que se ponen en mi camino, contando mi historia.

Es cierto, no tengo un auto de lujo, ni un buen departamento, ni un celular última tecnología; pero tengo millones de estrellas que me acompañan a mi paso, tengo amigos, tengo historias para contar y fotografías para mostrar. Y es realmente lo que me importa: porque al fin y al cabo, lo que nos llevamos, son eso: experiencias.

*****

Muchas gracias a Maxi por haber participado en estas entrevistas sobre crecer viajando. Podéis leer sus viajes y reflexiones en  Viajero con mochila o seguir sus imágenes en Instagram.

Si queréis leer más entrevistas de Crecer viajando podéis hacerlo aquí.

Leave a Reply