Conversaciones viajeras

Conversaciones viajeras con… Corta la Bocha

Hace tiempo que sigo el trabajo de Cristhian Orta en Corta la Bocha y sus ilustraciones reflejan a la perfección un montón de cosas que yo siento. Nunca he sabido dibujar, o por lo menos lo que se entiende por pintar. Puedo tomar un boli, un lápiz o unas ceras y hacer algo con ello pero no consigo representar lo que estoy imaginando. Nunca. Pensar que Cristhian no sólo consigue trasladar al papel la imagen de su cabeza sino que, con ello, transmite una sensación, me parece impresionante. Le escribí para hacerle una entrevista pensando que mi mensaje quedaría en un limbo de conversaciones nunca abiertas pero “el no” ya lo tenía. No sólo contestó, sino que aceptó poder conocernos.

Así me siento yo a veces también.

Quedamos un viernes a las 18h en la Plaza del Entrevero. Cristhian, inseparable de su mate, esperaba sentado frente a la librería Purpúrea. Sentados en un bordillo comenzó esa supuesta entrevista que quería hacerle.

A pesar de su fama internacional como ilustrador Cristhian no vive de ello. Estudió cine en Montevideo y trabaja en un medio de comunicación para ganarse la vida. Ha probado a vender dibujos en algún momento pero no es lo suyo, no quiere tener que volver a pintar lo mismo una y otra vez y tras muchas peticiones para usar sus ilustraciones decidió ponerlas bajo copyleft. Se nota a primera vista que es una persona humilde. A pesar de sus 200.000 seguidores en Facebook, es a penas consciente  de la repercusión que tiene en otros países. Me habla de tú a tú, como si yo fuera la amiga de un amigo que le ha pedido que me pasee por Montevideo.

Siempre dibujó pero Corta la Bocha, la página, comenzó en un antiguo trabajo donde el jefe no era otro que “el típico jefe”. En un cuaderno privado se dedicaba a ilustrar situaciones con él hasta que un compañero las vio, identificó su talento y le animó a que compartiera lo que hacía.

Muchas veces deben haberle preguntado por el significado del nombre, se encoge de hombros “era un nombre temporal, ni siquiera sabía que en argentina era una expresión que se usa” y sonríe.

A parte de dibujar participa en cortos, ganó un premio gracias a “Fluir” que le permitió hacer un curso de cine en EEUU y tiene una  pequeña productora con unos amigos. Ahora está concursando con el corto “Vivimos” dirigido por Guillermo Trochón para una beca. Podéis verlo y votarlo entrando en Directv.

Tener una página pública no siempre es fácil. Llegó un momento en el que, cuando compartía un dibujo, su entorno pensaba que automáticamente tenía que ver con una situación suya personal. Insiste en que, aunque muchas de ellas son autorreferenciales, también le inspiran escenas que puede ver por la calle. Ni todas las ilustraciones de amor están basadas en sus relaciones ni todas las reflexiones indican su estado de ánimo en ese preciso momento. Cuando subir algo puede implicar algún mensaje del entorno preguntando como está se le corta la creatividad a cualquiera.

Sin embargo otras nacen de una sensación interna que no sabe describir. Nota que pasa algo, se pone frente al papel e intenta sacar eso que está sintiendo. Es su terapia y es todo un maestro en ello. Es su forma de ponerle palabras y a la vez le convierte en la voz de las muchas sensaciones que tenemos los demás, tan parecidas. Es una maravilla ver en dibujos tan buenos los mundos internos de las personas.

La conversación se transforma y se vuelve política. Compartimos charla y cervezas con un amigo suyo. Me encuentro contando la realidad de España y escuchando la de Uruguay. Montevideo tiene colectivos que empiezan a movilizarse, hay centros culturales y los feminicidios empiezan a estar en boca de algunas personas. Hablamos de feminismos y masculinidades, del género y de como nos atraviesa de maneras distintas. Me cuentan de la industria del cine, de lo que cuesta montar una película y de la poca inversión que hay.

Y así es como la entrevista se convierte en una conversación viajera.

Viajar para conocer gente que te inspira, para seguir aprendiendo. 

Infinitas gracias a Cristhian por aceptar encontrarnos.


Podéis seguir mi viaje en directo a través de Instagram Facebook.

Leave a Reply