Cartas abiertas, Frailes

Carta abierta a Frailes

Querido Frailes,

Hace ya unos meses que estuve por tus calles y caminos y sigues en mi mente. Eres un pueblo pequeño pero con un corazón muy grande, de los que dejan huella.

¿Sabes que es lo que más me gustó de ti? El agua. Era una constante fuera donde fuera. El sonido del agua salía de cualquier parte: fuentes, ríos, alcantarillas… No podía dejar de escucharlo. Y me transmitía paz. Esa tranquilidad que sólo el fluir de miles de gotas de agua me da. Me habría sentado en cada una de tus aceras simplemente a escuchar esa fuente de inspiración que supone para mí el agua.

Si quieres tener la sensación de estar en Frailes deja el vídeo mientras sigues leyendo el post. 

Me ha gustado jugar contigo a buscar de dónde venía el sonido hasta encontrar rendijas en el suelo o ríos escondidos tras las casas. Es como si no pudieras vivir sin agua. ¿Y sabes qué Frailes? Yo tampoco.

Frailes

Tuve el placer de poder visitarte en tus XX Jornadas Vinícolas y Grastronómicas y me dejaste saborearte ya desde el primer día. Conseguí probar una de esas fantásticas morcillas que tu gente se dedica a hacer durante el viernes por la tarde, acompañada de un buen vino frailero: tinto y clarete.

El sábado por la mañana pude recorrer tus calles y me hiciste sentirme como una persona especial en medio de todo un campo de personas extraordinarias con la actuación callejera que nos dedicaron tus vecinas.Frailes.

Iba sorprendiéndome a cada tiesto que aparecía ante mis ojos, iluminándome el pensamiento.

Frailes

Tus flores, tus luces, tus grutas. ¿Qué puedo decir de la sensación de estar ante pequeños museos que se abrían sólo ante mis ojos?

Frailes

Casa Cueva.

Cada uno de los detalles que permanecen en tu interior son pequeñas obras de arte.

Frailes Frailes Frailes

Porque así eres Frailes, una pequeña gran obra de arte escondida en Jaén.

Y no son sólo tus calles y tus gentes lo que me gustaron. También tu campo.

Si sigues queriendo tener la sensación de estar en Frailes deja el vídeo mientras disfrutas del post. 

Frailes

Frailes

Frailes

Tus contrastes.

Frailes Frailes

Tu capacidad para dejar huella en mí como en la piedra.

Frailes

Será un placer que vuelvas a enseñarme donde está el norte de los viajes cotidianos…

… de la mirada abierta a las calles.

Frailes

Pero sobre todo de la mirada abierta a la gente.

Frailes

De la mirada abierta a los detalles.

Frailes

Frailes

______________________

Si tú también quieres visitar Frailes puedes aprovechar alguna de sus actividades.

Programación Frailes.

Pincha para ampliar la imagen.

Agradecer infinitamente a Rafa de Viajes con Humor por la invitación, a sus padres por ser simplemente quiénes son y hacer lo que hicieron por nosotrxs, a Fuensanta, la técnica de turismo, por la maravillosa visión que nos dio del pueblo, a los fraileros por su amabilidad, a Vuelta a la tortilla por hacer de djs, copilotos y compañeros de viaje.

4 Comments

  1. Fuensanta

    12 junio, 2016 at 18:56

    Aún a riesgo de parecer cursi…
    ¡Qué maravillosa carta!
    … Pepa has resumido poéticamante la esencia de Frailes: sus sonidos del agua, sus flores, sus luces, sus grutas, sus contrastes, su campo y su mirada abierta de su gente.
    … bajo tu pluma, la de Viajes terapéticos, uno se deja querer por Frailes aún más si cabe como si se tratara de “una pequeña gran obra de arte escondida en Jaén”
    Te esperamos y pronto.
    😉

    1. Viajes Terapéuticos

      12 junio, 2016 at 19:30

      Gracias a ti Fuensanta 🙂 ¡Sin ti habría sido imposible conocer Frailes en su conjunto!

  2. Ori

    12 junio, 2016 at 19:37

    Gracias a ti por ser agua y por ser luz.
    Más roadtrips ya!
    Te queremos hasta el infinito y más allá ?

    1. Viajes Terapéuticos

      12 junio, 2016 at 21:02

      Ya queda menos para hacernos más roadtrips juntxs!! 🙂 🙂 ¡Yo también os quiero patatas!

Leave a Reply